¿Cuándo se debe cambiar un filtro de polen? ¿Cómo funciona un filtro de polen?

¿Cuándo se debe cambiar un filtro de polen ¿Cómo funciona un filtro de polen

Desde hace mucho tiempo, el automóvil, al margen de ser considerado como un lujo por quienes los poseen, se ha convertido en una herramienta necesaria para el usuario de estos tiempos, fungiendo como una forma de transporte en el cual, las personas se apoyan para llegar a sus puestos de trabajo sin sufrir demasiadas interrupciones.

 

Para nadie es un secreto, que en las grandes urbes, los problemas de tráfico en las horas pico se han convertido en un auténtico dolor de cabeza para los habitantes que deben desplazarse a sus ocupaciones a través de los diversos medios de transporte actual, los cuales, se ven atrasados por el estancamiento provocado por la cantidad de vehículos existentes en el presente.

 

Si a todo este retraso se le suma que el ciudadano tenga que llegar a sus puestos de trabajo al cabo de esperar el paso de un medio de transporte común, la tardanza será mayor. Esto obliga a que las personas tengan que adecuarse a iniciar el día muy temprano, es decir, levantarse apenas amanece para poder realizar las labores domésticas y llegar a tiempo a sus sitios de trabajo.

 

Imagen de un filtro de polen de repuestoscoches24.es

 

Es, por lo tanto, que la adquisición de un vehículo propio se ha convertido en una necesidad en estos tiempos, lo cual, si bien no te salva de verte atrapado en el tráfico, permite que puedas tener un poco más de flexibilidad en la mañana, puesto que ya no debes salir a una hora exacta para llegar a tiempo y tomar el transporte.

 

En ese punto, el trabajador puede contar con un poco más de tiempo de sueño, vital para recargar energías y, sobre todo, arrancar el día con más calma y reducir el apuro y el estrés, aspectos importantes para llevar a cabo un escenario laboral apropiado.

 

Pero no todo queda allí, para contar con un coche que puede solucionar estos problemas de movilidad a grandes distancias, se necesita que el mismo se encuentre en un estado mecánico adecuado para tolerar el uso que se le dará. Muchas veces, a causa de otras ocupaciones o problemas, los propietarios de carros descuidan el mismo de sus exigencias habituales.

 

Cuando esto sucede, tarde o temprano, el vehículo se lo hará sentir a su dueño a través de diversas averías que pueden desencadenar en un daño más grande del que hubiese supuesto si se atacaba el problema antes de que este apareciera, como una forma de prevención.

 

En lo que respecta a la supervisión del coche, un apartado de bastante importancia para este, es el filtro antipolen, ya que es el encargado de evitar que el sucio o polvo entre por el habitáculo, lo cual, puede derivar en problemas internos para el coche y, por ende, gastos económicos para su dueño.

 

Cuando el filtro se obstruye, no permite que el aire limpio pase, generando más bien, la entrada de polvo, lo que provoca que el motor del ventilador deba trabajar el doble. Así mismo, esta suciedad que el filtro no logra retener puede quedar unida al ventilador y hacer que el motor incluso, se queme.

 

¿Cuándo cambiarlo?

 

Según la información del fabricante, lo recomendable es cambiar el filtro del polen cada año. Pero puntualmente, el consejo se enfoca más en realizar esta sustitución finalizando la temporada invernal, antes de que se empiecen a notar los cambios que trae consiga la época primaveral, ya que en esta, se incrementa el proceso de polinización en las plantas, lo cual genera mayor polvo en el aire por la cantidad de flores que se desprenden de los árboles.

 

De igual manera, se debe mencionar que en la época de lluvia, donde la humedad aumenta conforme a las precipitaciones, el filtro absorbe toda esa humedad, por lo cual, su trabajo resulta más complicado y hace que se desgaste con mayor rapidez.

Es decir, que si bien se recomienda cambiar el filtro una vez al año, también es importante prestarle atención a su trabajo durante cada una de las estaciones del año.

 

Función

 

En términos menos técnicos y más tradicionales y coloquiales, se puede decir que el filtro antipolen funge como una capa que no permite que las impurezas ingresen al vehículo, y mantiene, de alguna manera, la parte del motor libre del cualquier acumulación de polvo, razón en la que radica su importancia, de no permitir el acceso del sucio hacia el habitáculo.

 

Por otro lado, se ha destacado que antes de intentar limpiarlo, mejor es cambiarlo, ya que el filtro no es hecho propiamente para su limpieza, sino para su sustitución. Al intentar limpiarlo, por tratarse de un elemento ciertamente delicado, esto puede devenir en el daño completo del mismo, rompiendo o alterando el lugar de sus celdas o mallas.

 

Por lo tanto, antes de intentar improvisar con este repuesto de tanta importancia, lo mejor es hacer el esfuerzo económico y adquirirlo completamente nuevo.

Dejar un comentario

captcha