Fallece el subteniente del Ejército del Aire Pedro López Molina en Afganistán por causas naturales

Fallece el  subteniente del Ejército del Aire Pedro López Molina en Afganistán por causas naturales

El subteniente del Ejército del Aire Pedro López Molina falleció el jueves en la Base de Apoyo Avanzado de Herat (Afganistán), aparentemente por causas naturales.

 

El militar se sintió indispuesto esta mañana y decidió retirarse a su alojamiento para descansar. Posteriormente, un compañero fue a visitarle y detectó su fallecimiento.

 

El subteniente López Molina, de 50 años de edad, era natural de Zaragoza, y estaba destinado en el Ala 31 con sede en la Base Aérea de Zaragoza. Sus familiares ya han sido informados de su defunción.

4 comentarios

  • # sol Responder

    28/05/2011 14:46

    ERA UNA PERSONA MARAVILLOSA, JUNTO CON SU MUJER Y SUS HIJOS.

  • # victor argüello gutiérrez Responder

    29/05/2011 00:13

    me siento honrado de haber compartido con Pedro destinos y convivencias, un gran compañero y una pérdida terrible. Siempre estarás presente entre tus muchos amigos, de los de verdad. Ánimo, Chechu.

  • # Chema Responder

    13/06/2011 10:46

    Este viaje, este destino, en fin llámalo como quieras, no nos lo esperabamos, al menos , no tan pronto pero estoy seguro que allá donde estés lo estarás haciendo tan bien como lo hiciste aquí. Un abrazo Pedro!!! Ramiro y Chechu Animo!!!

  • # BEGOÑA RUIZ Responder

    13/07/2011 01:14

    Sr. Director: El pasado 26 de mayo falleció mi marido, Pedro López Molina, en la base española de Herat situada en Afganistán. Era subteniente del Ejército del Aire con destino en Ala 31 de la Base Aérea de Zaragoza y formaba parte del contingente español destinado a pacificar y a garantizar la seguridad de aquel país, asolado por la guerra y la barbarie terrorista. Pedro murió de forma súbita, a miles de kilómetros de su casa y de los suyos, dejándonos un gran vacío y el recuerdo imborrable de un buen padre de familia y de un militar comprometido con España. El 28 de mayo se celebró su funeral en la capilla del Hospital Militar de nuestra ciudad, en el que sus familiares, compañeros y amigos compartimos unos momentos muy dolorosos y emotivos. La tristeza de aquel trance solo pudo ser aliviada por las incontables muestras de cariño que recibimos de todos los que conocieron y trataron a Pedro, tanto en lo personal como en lo profesional. Aprovecho estas líneas para agradecer a SS.MM. los Reyes de España, así como a Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias sus palabras de consuelo en esos momentos tan difíciles. También agradecer a los mandos militares que nos brindaron su ayuda y apoyo y sus palabras de condolencia. El dolor y la conmoción que vivimos entonces nos impidieron agradecer, a todos y cado uno de los que nos acompañaron en esas jornadas aciagas, su condolencia y su sincero afecto. En nombre de la familia de Pedro, en el mío propio y en el mis hijos, quisiera, a través de estas líneas, manifestar nuestra gratitud y reconocimiento a todos los que nos brindasteis todas esas muestras de cariño, de consuelo y de ánimo que tanto nos reconfortaron y que jamás olvidaremos. Begoña Ruiz Moras

Dejar un comentario

captcha