TUA defiende que el 'alcolock' impediría positivos en los autobuses de Oviedo

TUA defiende que el 'alcolock' impediría positivos en los autobuses de Oviedo

TUA informa que el positivo de un conductor de hace un año no terminó en despido tras acordar los sindicatos la instalación del alcoholock

La fecha del control preventivo fue notificada anteriormente al Comité de Empresa y a los delegados de prevención de TUA.

 

 

TUA, concesionaria del transporte público de viajeros de Oviedo, ante el inicio de los servicios del primer día de huelga convocada por el Comité de Empresa -con mayoría absoluta de USO- también para los días 13, 18 y 27 de diciembre y del 2 al 4 de enero- manifiesta que:

 

TUA informa que los servicios mínimos salieron con presencia de piquetes informativos. El seguimiento no es masivo por la plantilla y ha habido conductores que han acudido a trabajar y a conducir los autobuses, en la línea J, más allá de los servicios mínimos fijados, pese a la presión sufrida por los piquetes, motivo por el que los antidisturbios de la Policía Nacional intervinieron ante las cocheras de la empresa, alrededor de las 7.55 horas, para evitar la acción de los piquetes contra la salida de los vehículos.

 

TUA considera que convocar una huelga contra el alcolock va contra la seguridad e impediría nuevos positivos en la circulación de autobuses urbanos por Oviedo como el producido en noviembre de 2017 en un conductor de TUA, durante un control previo a conducir el autobús.

TUA, en un control de alcohol y drogas, detectó -en noviembre de 2017- que un conductor de su plantilla superaba los límites legales, cuando se disponía a conducir doblando el límite de alcohol en sangre. El conductor alcanzó una tasa en sangre de 0’64 g/l, siendo el límite de 0’30 g/l; asimismo, en aire expirado la medición fue de 0’24 mg/l, cuando el límite es de 0’15 mg/lTUA realizó la prueba de determinación de alcohol y drogas, el día 16 de noviembre, a las 6 de la mañana -antes de iniciar los servicios- en las instalaciones de TUA, en presencia de representantes sindicales y de prevención, así como profesionales sanitarios independientes con competencias técnicas y acreditadas para realizar las citadas pruebas.

La fecha de celebración de la prueba -fijada para el 16 de noviembre- fue notificada anteriormente al Comité de Empresa y a los delegados de prevención de TUA dos días antes, el 14 de noviembre.

Las pruebas fueron realizadas a un total de 28 conductores. Uno de ellos da positivo en alcohol -con un 0,24 mg/l-, en la primera prueba de aire aspirado, tomada a las 6.45. Al ser esta primera prueba positiva, una hora después, se realiza una segunda que arroja 0,22 mg/l, tasa que vuelve a superar los límites que fija la legislación -0,15, en la prueba de aire expirado, según la normativa vigente para los conductores profesionales de autobúsTUA procedió a relevar al trabajador del servicio y a proceder a una extracción de sangre que se remite, conforme al protocolo establecido, a un laboratorio de referencia independiente, para su contraanálisis.

Al día siguiente, 17 de noviembre, TUA entrega al conductor que dio positivo una carta por la que se comunica que quedaba relevado de prestar servicios hasta que se recibieran los resultados de la analítica de contraste, sin serle suspendido el sueldo. Esta notificación se realiza también a su delegado sindical.

El día 27 de noviembre, TUA recibe los resultados de la analítica de contraste del empleado. El informe se abre, ese mismo día, en presencia de representantes de TUA, del Comité de Empresa, y del propio conductor. El resultado arroja un valor de 0,64 g/l, siendo el límite de 0’30, en la prueba en sangre, según la normativa vigente para los conductores profesionales de autobús.Como consecuencia, la empresa trasladó al conductor y al Comité de Empresa, el día 4 de diciembre el inicio de un expediente disciplinario por falta muy grave.

El día 12 de diciembre el conductor alegó que había ingerido un medicamento que había alterado el índice de alcoholemia hasta elevarlo por encima del límite legal.

La empresa recabó un informe médico, para contrastar lo alegado por el conductor, que afirma que el citado medicamento no puede alterar, en ningún caso, los niveles de alcohol ingeridos.

Finalmente, el conductor no fue despedido -como correspondería a una infracción muy grave, como recoge la legislación-, tras alcanzarse un acuerdo entre empresa y sindicatos, para la instalación de sistemas alcolock, en los vehículos, para evitar que lo sucedido pudiera volver a repetirse.

 

Por lo anterior expuesto, TUA considera irrenunciable el alcolock en los autobuses urbanos de Oviedo, porque la seguridad de los viajeros no puede ser motivo de negociación ni causa de huelga como plantea el Comité de Empresa-en el que USO cuenta con mayoría absoluta-.

 

TUA considera que el alcolock es un sistema preventivo contra la alcoholemia que impediría nuevos casos como el citado, en beneficio: tanto de los propios conductores -ya que evitarían procedimientos penales, al detectarse una tasa de alcohol, antes de proceder a la conducción del autobús- como de la seguridad de los viajeros del transporte público urbano de Oviedo.

 

Por ello, TUA comenzó a instalar alcolock en todos los autobuses de renovación de flota, desde el pasado mes de agosto. El sistema ya está en funcionamiento en autobuses de otras compañías de transporte público de Asturias, con total normalidad.TUA mantiene el máximo compromiso con la seguridad de sus operaciones y por ello no va a renunciar a la implantación de nuevos sistemas de seguridad, en línea con las tendencias del conjunto del sector del transporte de viajeros, asegurando el cumplimiento de la ley al respecto del seguimiento de los límites de consumo de alcohol y drogas -establecidos por la normativa vigente-.

 

TUA no comprende y no comparte el rechazo frontal del Comité de Empresa -en el que USO cuenta con mayoría absoluta- al alcolock, que ha llevado a la huelga convocada, para, mañana, 4, y los días, 13, 18 y 27 de diciembre y del 2 al 4 de enero, cuando el sistema ha sido respaldado por la Inspección de Trabajo de Asturias, la Fiscalía, la Dirección General de Tráfico, las Federaciones del Transporte en Asturias de UGT y CC.OO sindicatos mayoritarios en el sector-, además de las patronales nacional, Confebus, y asturiana, CAR.

 

Asimismo, TUA considera que el resto de temas planteados por el Comité de Empresa -en el que USO cuenta con mayoría absoluta- para la huelga que comienza mañana, son meras excusas que tratan de ocultar que su único interés es retirar el alcolock.

 

TUA pide disculpas a los viajeros y ciudadanos de Oviedo por las molestias en los servicios, causados por una huelga que solo puede ser desconvocada por quien la ha convocado -el Comité de Empresa- y recuerda que no transaccionará con la seguridad.

 

 

Dejar un comentario

captcha