Teatro Casona lleva "Los árboles mueren de pie" al Filarmónica

Teatro Casona lleva

La compañía asturiana pone en escena la emblemática obra de Alejandro Casona en el teatro ovetense los días 2 y 3 marzo.  A estas funciones se suma otra exclusiva para estudiantes de Oviedo el día 2 por la mañana.
• Tras su paso por Oviedo, esta producción se estrenará en Buenos Aires en abril

Teatro Casona lleva

Teatro Casona regresa al Filarmónica con Los árboles mueren de pie, de Alejandro Casona. La compañía asturiana vuelve a la programación ovetense con esta emblemática obra del dramaturgo de Besullo. Para Andrés Presumido, director del montaje, el público tendrá la ocasión de ver "teatro idealista, en el cual se advierten los elementos dramáticos derivados del conflicto y del choque entre fantasía y realidad". Los días 2 y 3 de marzo, a las 20:30 horas, el Filarmónica acogerá la versión de Presumido de la institución altruista ideada por Alejandro Casona, una obra que, para el director, está revestida de "positivismo, sonrisas y alguna que otra emoción".


El espectáculo es una coproducción de Teatro Casona con Mierescena Teatro y fue estrenado el pasado mes de julio en Mieres, y ha sido representado en Pravia y León. En abril, la compañía viajará con este montaje a Buenos Aires para representarlo en cuatro teatros de la capital porteña, ciudad en la que Casona estrenó Los árboles mueren de pie en 1949.


María Antonia Goás y José Luis San Martin encabezan el elenco artístico de esta producción, en la que participan también Puri Sedano, Adrián Zamanillo, Chusa Juarros, Maxe Guillón, Sara G. Otero, Cova Suárez, Daniel Llaneza, Antonio Arias, David R. Bascarán y Álvaro Solano.


Las entradas para estas citas con Teatro Casona ya están a la venta en la taquilla del Teatro Campoamor al precio de 12 € (patio) y 10 € (entresuelo). A estas funciones se suma otra exclusiva para estudiantes de Oviedo el día 2 por la mañana.

Un poco de historia
El primer montaje de Andrés Presumido fue La casa de los siete balcones, de Casona. Fue en 1980. Décadas después, el director asturiano fue invitado al Teatro del Ejército de Moscú para ver el montaje que el prestigioso director ruso Alexander Burdonsky realizó con La dama del alba, en homenaje a la primera actriz Ludmila Chursina. "Estando con Burdonsky –recuerda Presumido- me propuso que realizara la puesta en escena de Los árboles mueren de pie, y le prometí que le invitaría al estreno. Pero no llegó a tiempo, su corazón no aguantó, falleció…". Para el director, este recuerdo viene a cuento "de por qué eliges unas obras y otras te elijen. Ésta, como tantas obras de Casona, van revestidas de fantasía, de positivismo y de sonrisas y alguna que otra emoción… la vida es así".

La obra
Cautivante, divertida y vigorizante, Los árboles mueren de pie atrapa de principio a fin, primero con la intrigante incógnita de la empresa que conforman esos individuos que van de un lado a otro recitando códigos y datos inciertos, y luego, con la confabulación del Sr. Balboa y el Dr. Ariel para darle un gran momento de dicha a una anciana que lo necesita. Romance, aventura, comedia de situación, reflexión, drama, misterio… Con un desenlace alentador y que, a su vez, juega irónicamente con la trama, dando lugar al amor y la confianza como las mejores maestras de la vida.

Dejar un comentario

captcha